BT Arise II - шаблон joomla Продвижение

Últimos Artículos

COMU DESDE ADENTRO: Una institución dentro del fútbol del Comu

Post on 27 Septiembre 2019

Alfredo Di Módica es un dirigente histórico del Fútbol Profesional de Comunicaciones y forma parte de la subcomisión desde el año 1979.

A lo largo de todo este tiempo, Alfredo vio como el club pasó por diferentes etapas y conducciones. En la década del 90, se desató una enorme crisis producto de las malas gestiones y la privatización del Correo Argentino: “En ese momento nos llamó Miguel Ángel Peduto -presidente en ese entonces- para comunicarnos a Ezequiel (Segura) y a mí que se iban a desafiliar porque no había más plata para el fútbol. Le dijimos que de ninguna manera lo íbamos a permitir y que la actividad la íbamos a manejar nosotros”.

A partir de que la subcomisión se hizo cargo totalmente de la disciplina, hubo muchísimo trabajo de sus integrantes para poder sacarla adelante: “Nadie nos ayudaba, tuvimos que comprar las cortadoras de césped y cortábamos el pasto, marcábamos la cancha y los días de partido habilitábamos el estadio”, recordó.
A causa de la decisión de terminar con el fútbol, todo el plantel y muchos jugadores de inferiores habían sido desvinculados a falta de dos semanas para que empezara un nuevo campeonato: “Hicimos una temporada muy mala, teníamos un bajo promedio. Al año siguiente, salimos subcampeones y perdimos la categoría en un desempate con Deportivo Riestra en la cancha de Defensores de Belgrano. A partir de ese momento, hubo un antes y un después, se produjo una revolución y empezamos todo de cero en la ‘D’”.

En lo que a lo deportivo respecta, el fútbol de Comu había tocado fondo para luego resurgir: “En ese momento, Ezequiel (Segura) logró un convenio con Puma que fue histórico. Ellos nos dieron toda la ropa y botines, antes de eso no teníamos ni camisetas, ropa de entrenamiento ni nada. Julio Neuman, otro directivo, consiguió un acuerdo con una empresa de transporte para los traslados a las distintas canchas. Estábamos en la ‘D’ y parecíamos un equipo de Primera”.
Luego de esa travesía por la última categoría del fútbol argentino, la cual sirvió para dar inicio a la remontada, llegó el tan ansiado ascenso a la ‘C’ en 1997. Comu le ganó la final a Sacachispas en la cancha de All Boys con una tribuna repleta de hinchas del Cartero.
Al año siguiente, la institución ya se encontraba en convocatoria de acreedores y Alfredo, junto a Ezequiel Segura y Daniel Nogueira –ex dirigente de tenis-, intentaron detener a los directivos para que no sigan generando deuda y malgastando los recursos. Por esta situación, los tres fueron expulsados del club como socios aunque enseguida lograron ser reincorporados.

En 1999 se produjo la clausura del club, que se salvó del cierre y la liquidación gracias a la ley de Fideicomiso que se sancionó para ayudar a Racing. Esta norma establecía que para las asociaciones sociales y deportivas sin fines de lucro se permitía extender el plazo del período de concurso para buscar un acuerdo con los acreedores. Finalmente, al año siguiente se decreta la quiebra y Comunicaciones empieza a ser administrado por un fideicomiso: “En ese momento, si no presentábamos los cheques de todo el año de los refuerzos no podíamos incorporar jugadores”, rememoró Alfredo.

Más adelante en el tiempo, llegó la famosa campaña de la temporada 2004/05 dónde Comu logró el histórico ascenso a la Primera B Metropolitana: “En la primera rueda salimos últimos con 13 puntos y ganamos la segunda parte del torneo con ‘Pancho’ Lescano como entrenador. Jugamos la final con Colegiales en el estadio de San Lorenzo y logramos el ascenso. Ese año fue muy duro, tuvimos que hacer un sacrificio enorme, realizamos las pretemporadas más caras de la historia en Necochea y Santa Teresita, las cuales pagamos de nuestro bolsillo”, contó.
“Nadie podía entender con qué recursos pudimos lograr el ascenso, el presupuesto que teníamos era de 5 mil pesos. Nos venían a ver equipos del Nacional B y algunos del interior para preguntarnos cómo habíamos hecho, nos querían contratar para que los ayudemos”, recordó Alfredo en relación a ese hecho histórico para el club.

Otro suceso significativo fue la final del Torneo Reducido con Deportivo Riestra en el 2017. En ese famoso partido, el equipo local agrandó las áreas y a falta de cinco minutos para el final, se produjo la invasión del campo de juego por parte de un integrante del plantel, lo cual obligó la suspensión del encuentro que Riestra ganaba por 2 a 0. A la semana siguiente, se jugaron los cinco minutos restantes en la cancha de Defensores de Belgrano a puertas cerradas, pero el resultado no se modificó.

“Ese fue el golpe más duro porque nos cortaron la ilusión a todos. Vino el ‘Chano’ Orfila, provocó una revolución con el fútbol y valorizó a los jugadores de inferiores. De repente nos encontramos jugando una final. Ganamos el primer partido 1 a 0 y en el segundo nos humillaron, nos sentimos robados. Ese día llegamos al club y estaba toda la gente esperándonos”, contó Alfredo en relación a ese acontecimiento que marcó un hito importante en la historia del fútbol de Comu.

En la actualidad, Fútbol Profesional es una actividad que avanza día a día en sintonía con el crecimiento del club: “Con nuestros propios recursos que generamos por la venta y derechos de formación de algunos jugadores hicimos los bancos de suplentes, se mejoraron las canchas auxiliares –una resembrada con pasto natural y otra de césped sintético- y las cabinas de transmisión. Además, se construyó el paredón que divide la cancha del club por exigencia del Gobierno de la Ciudad y se está terminando la obra de los nuevos vestuarios debajo de la tribuna que incluirá una sala de prensa, sala médica, gimnasio y una oficina”.
Con respecto al presente de la institución, remarcó: “Ahora tenemos un club organizado en el cual una intendencia se ocupa de todos los deportes. Este Órgano Fiduciario administró de manera eficiente los recursos que vinieron por el túnel de AUSA, haciendo obras importantes para las actividades. Estoy orgulloso de Comunicaciones”.

Por último, recordó a algunas personas que fueron y son importantes para el fútbol del club: “No quiero dejar de mencionar a Pepe Quintian, Jorge Solitario y Daniel Comesaña, que ya no están físicamente con nosotros pero dejaron una huella muy profunda en nuestra disciplina. También quiero agradecer a los jóvenes integrantes de la actividad que día a día dan todo por estos colores”, finalizó.