BT Arise II - шаблон joomla Продвижение

Últimos Artículos

COMU DESDE ADENTRO EDICION Nº 14 - ENTREVISTA MANO A MANO CON GEMA BARE

Post on 08 Noviembre 2019

Un ejemplo de constancia y vida sana

 

Gema Bare tiene 83 años y hace 33 que juega al tenis ininterrumpidamente. Recientemente ganó el Mundial Súper Seniors en Umag, Croacia junto a Dora Romero, Irene Bonfante y Vivian Flint, lo cual representa un gran ejemplo de constancia y vida sana en el deporte.

Gema es socia de Comu desde hace muchísimo tiempo. Sus hijos y nietos se criaron en el club: “Mi hija aprendió patín acá y mi hijo juega al tenis y forma parte de la Subcomisión. Mi nieto es muy bueno con el tenis y representa al club en distintas competencias. Él me entrena una vez por semana y siempre me dice ‘abuela corre o andá al medio’, me da muchas indicaciones”, contó entre risas.  

Como mucha gente, Gema empezó a practicar este deporte de grande. Es así que recién a los 50 años empuñó una raqueta por primera vez: “Cuando comencé, había muchísima gente en tenis y me invitaban a jugar. Como recién arrancaba, no tenía técnica pero corría. Así empecé a aprender y a participar de distintos torneos en grupo e individuales”.

También se refirió a cómo logra para mantenerse vigente a su edad y lo que significa llevar una vida sana a lo largo de los años: “Si vos sos tenaz y decís ‘yo puedo’, podés. Hay que hacer bastante ejercicio, comer sano y tener constancia, lo cual es fundamental. Yo me la paso horas pegándole al frontón y me encanta jugar, vengo todos los sábados”.

“Nunca dejé Comu, amo este club, son muchos años de estar acá”, expresó Gema emocionada. Fueron tantas tardes de disfrutar jugar, compartir y comer un asado en grupo.

Pero también hubo momentos de lucha que Gema vivió en carne propia y contó cómo vivió el instante en el que había mucha incertidumbre acerca del futuro de la institución: “En esa época hacíamos sentadas, juntábamos firmas e íbamos a las reuniones para evitar la venta. Cuando el club cerró, me quedó la única raqueta que tenía adentro, me quería morir y llamé a una señora desesperada para poder recuperarla”.

“Como no sabíamos que iba a pasar, mucha gente empezó a buscar otros clubes para ir a jugar. Pero no hay ninguno como Comu, el predio y los espacios verdes que hay acá no los tenés en otro lado, es hermoso”, comentó orgullosa.

“Antes estábamos todo el día en el club para poder conseguir una cancha libre. Nos quedábamos hasta última hora para aprovechar para jugar porque si no era imposible. Para pegarle al frontón hacíamos una fila y esperábamos que al que le tocaba el turno se le vaya la pelota afuera para poder entrar”, recordó acerca de las viejas y grandes épocas dónde el club rebalsaba de socios y todos los espacios estaban llenos de gente.

Gema inició su carrera como tenista en Comunicaciones y gracias a que le dedicó mucho tiempo y esfuerzo, jugó cuatro mundiales en distintos países  (Turquía, Croacia y Estados Unidos) y el último que acaba de ganar en equipo en la categoría +80: “Con las chicas nos conocemos del circuito. Al mundial fuimos las cuatro primeras del ranking y una señora que estaba número uno en la clasificación de dobles. Fue una experiencia maravillosa, me encanta representar a mi país, es una sensación muy linda”, finalizó.